Blog
21

La educación emocional es una asignatura pendiente para muchos de nosotros. Al desconocer la naturaleza de las emociones, gastamos mucha energía tratando de gestionarlas, especialmente aquellas que calificamos de “negativas”.

¿Le interesa descubrir que no tiene sentido tal calificación? ¿Quiere aprender el lenguaje de las emociones y cómo están aqui para guiarnos hacia una mejor percepción y valoración de lo que nos ocurre? ¿Quiere poder integrar armónicamente las emociones a su vida? Si su respuesta es sí, ESTE CURSO LE INTERESA!

“El intelecto es una gota en el océano de las emociones”

Vivimos en una época en que tratamos de racionalizar lo que sentimos y nos sorprendemos cuando no funciona. Cada día más nuestra experiencia (y la ciencia) nos viene demostrando que somos seres muy emocionales cuya racionalidad se altera cuando predominan las emociones.

“El corazón no es un lugar sino un estado en el que podemos vivir”

Las emociones no tienen muy buena prensa en nuestro mundo moderno: “cuando seas menos emocional podremos hablar” es un discurso bastante común. Entonces ¿Qué hago con mis emociones? Muchos optan por ignorarlas o reprimirlas, o adoptan conductas de huída. Y así nos disociamos y nos apartamos de nuestra sensibilidad innata y su función primordial que es la de conectarnos con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Sólo si llegamos a conocer nuestro mundo emocional y estabilizar nuestras emociones conseguiremos equilibrar el corazón y así propiciar su apertura que es básicamente una increíble experiencia de amor y alegría.

“Las emociones son un lenguaje, muy concreto, que es fundamental aprender a descifrar.”

El papel de la emociones en nuestra vida. ¿Son un estorbo que no logras gestionar? ¿Son una clave para una mayor comprensión de ti mismo? ¿Son señales en el camino? ¿Qué te indican? …

En este seminario estudiaremos todas estas cuestiones y más. Aprenderemos a reconocer nuestras emociones, a comprenderlas y a comunicar con ellas y así sentirnos aún más valiosos, sorprendentes e integrados.

Nota importante.-  Este curso es un curso didáctico sobre las emociones. NO ES una terapia de grupo en el que expresar sus conflictos emocionales. En los ejercicios prácticos, cada uno trabajo consigo mismo sin desvelar en ningún momento cuáles pueden ser sus dificultades personales.

Imparte: Sylvie Bignon, experta en desarrollo personal

Horario: sábado de 10h a 14h y de 16h a 19h/ domingo de 10h a 14h Precio: 190€

Lugar: en Tres Cantos (Madrid)

Plazas limitadas

Más información y reserva:

609 98 60 42

21 Commentarios to “Curso: LAS EMOCIONES: UN LENGUAJE (próxima convocatoria: TRES CANTOS, 4-5 de marzo 2017)”

  • Este curso de las emociones me ha supuesto un mayor conocimiento de mi misma. Qué son los límites, que nos suponen los límites, como nos afectan los límites.
    El concepto que teníamos de las emociones, la creencia de que algunas de ellas no son sanas, que no hay que tenerlas….. cuando es todo lo contrario: nos alertan, nos avisan, de que hay algo que tenemos que escuchar, que ver, que sentir…. etc.
    Un curso muy útil, válido y muy ameno.
    Gracias Sylvie.

  • Gracias a ti Marisa. Te deseo que fluyas alegre por el río de tu vida, con tus emociones bien integradas. No tenemos que renunciar a una parte tan importante de nosotros mismos como son las emociones. Con conocerlas y comprenderlas, se suben a bordo muy alegremente y nos enriquecen. Con todo mi cariño.

  • Cuanto me hubiera gustado que en la escuela hubiera existido como asignatura “Emociones” para que sirven, como gestionarlas, como descubrirlas….

    Nunca es tarde, si la dicha es buena!! El curso me ha reportado un gran conocimiento sobre una lista de emociones (todavía hay más…), las que habitualmente sentimos con más frecuencia en nuestro día a día. Todas son buenas, todas aportan un conocimiento sobre nosotros mismos. ¿Límites? no sabía hasta ahora, que ahí esta la llave de muchas cosas!!

    Animo a todos a realizarlo, porque con prácticas muy sencillas y divertidas, te das cuentas de muchas cosas.
    Gracias Sylvie por este gran manual y felicidades por el descubrimiento.

  • He recibido el curso y quiero compartir mi experiencia.
    Me dedico a la educación desde hace muchos, muchos años, he asistido a varios cursos interesantes sobre educación emocional, inteligencia emocional,… que creía, hasta ahora, novedosos, pero éste ha sido, además, revolucionario.
    Cambia la perspectiva sobre las emociones y su catalogación clásica, ayuda a entenderlas y quererlas y, sobre todo, te da unas herramientas sencillas para “gestionarlas”.
    Os animo a hacerlo, no es un curso duro sino tranquilizador y amable.
    Gracias, Sylvie, por ponérmelo en el camino.

  • ¡Totalmente sorprendente!.
    Con estos nuevos conocimientos, podemos usar la emociones para saber lo que tenemos que hacer, ya que ellas nos lo indican. ¡Es como tener una varita mágica!.
    Gracias Sylvie, por transmitirnos lo que nadie nos había dicho nunca. Y por hacerlo de un modo tan delicado, tan profundo, tan sencillo y tan amable, sin necesidad de “pasar un mal rato” al mirar las emociones que hasta ahora llamabamos negativas.
    Un beso.
    Beatriz

  • Una nueva visión de la emociones: amable, super práctica y además de una simplicidad pasmosa fácilmente aplicable ¡¡¡en cualquier momento!!!

    Un regalo. Gracias Sylvie y Gracias a los compañeros que compartieron el curso conmigo por sus aportaciones.

  • Qué maravilla!!!

    Unas herramientas bastante sencillas y realmente útiles.
    Una nueva visión de conceptos asimilados de forma totalmente errónea.

    El cambio profundo es posible!!!!

  • No es un curso más, es un curso pionero y práctico, que deja con ganas de seguir adentrándote en esas emociones vistas desde un punto que desconocí­a. Le doy el mismo calificativo que otra participante “revolucionario”.
    Espero con EMOCIÓN la segunda parte. Y siempre mi agradecimiento a mi profesora.
    Julia

  • ¡Tan sencillo y tan poderoso!

    ¡Tan poderoso porque es tan sencillo!

    Sólo con las prácticas básicas el cambio es notable. Y no es más que el comienzo.

    Un tesoro más que tenemos la dicha de compartir. Una dimensión nueva que explorar.

    Gracias una vez más, Sylvie.

  • 13/06/2011 9:01,

    Toda la vida puede ser una montaña rusa emocional que te tira desde lo más alto de la alegría hasta las profundas simas del miedo, sin solución de continuidad; sin entender; luchando contra el humo; repitiendo los mismos errores, en la más absoluta soledad y confusión.
    Sylvie Bignon nos propone un camino, lo ha desbrozado, para que recorrerlo sea una tarea apasionante.
    Dos días de reflexión, de escucha, para comprender qué son las emociones, cual es su papel dentro del ser humano.
    Lo que puede aportar este conocimiento a nuestra independencia, comprensión de los demás y del mundo que nos acoge y a nuestra paz interior, es inconmensurable.
    Creo que no hay nada más importante, ni que pueda influir más en el desarrollo del mundo, que el conocimiento de nosotros mismos.
    Después de hacer el curso “Las emociones: Un lenguaje, solo puedo decir “lo entiendo” y “gracias”.

  • Gracias a ti, Soraya. ¡Qué bien te expresas! Me siento dichosa de conocerte.

  • Las emociones están en nosotros para indicarnos nuestro estado y el camino a seguir. El descubrir cómo las tenemos que gestionar es todo un arte, el arte de vivir. Nos posibilita la capacidad de amar,de reconciliación con nosotros mismos y con los que nos rodean. esto nos acerca a nuestro ser.
    Os puedo decir que el curso de Sylvie me ha aportado claridad de conceptos y descubrimiento de sensaciones en cuanto a como yo percibía mis emociones y cómo debería de hacerlo. Me ha hecho ver las cosas con mayor tranquilidad en un momento vital de cambios personales. También me ha dado la posibilidad de compartirlo con otras personas en un ambiente muy agradable. Gracias a todas y especialmente a Sylvie.

  • Gracias Mila, en nombre de todas. Seguro que tus alas nuevas te ayudarán a ver a dónde quieres ir y te llevarán a buen puerto. Mucho cariño.

  • Nos quedamos embelesados mirando la belleza casi imposible del pavo real y, en lugar de buscar su reflejo en nosotros, le arrancamos las plumas para disfrazarnos con sus colores, porque nadie nos ha enseñado a ver los nuestros.
    Hemos creado una sociedad donde los valores están al servicio de una apariencia uniformante, donde las emociones, cuyo cometido preciso es informarnos sobre nuestros propios colores, son reprimidas por, desde y para una educación que nos adiestra atrofiándonos las alas.
    Cuando llegué al curso LAS EMOCIONES: UN LENGUAJE, tenía las mías atravesadas con un alfiler y mal catalogadas. Hoy se cumplen 21 días, el tiempo necesario, dice Sylvie Bignon, a quien no conocía y desde ahora llamaré maestra, para interiorizar lo que se aprende. Decir que ella me ha enseñado a reconocer y entender mis emociones y, en consecuencia, ha cambiado mi manera de relacionarme con el mundo.
    Ahora tengo el guardián en su sitio: me siento libre, Sylvie, y agradecida.

  • Gracias a ti, Ángela, por tan bello comentario. Te deseo una vida hermosamente integrada, llena de matices y teñida de gratitud. Una vida llena de luz!

  • Gracias Sylvie por este fin de semana tan sanador!!. He conseguido resolver algún conflicto que otro de una manera muy pragmática. Sin duda ha sido una de las experiencias más gratificantes que he tenido desde que cambié el canal de la película de mi vida. Elegí un nuevo camino cuando te conocí, y sigo avanzando…con gusto y placer!!
    Un besote

  • Ayer finalizó el curso de las emociones: un lenguaje y todavía hoy siento la paz y alegría que creo compartí con el resto de asistentes.
    A nivel personal este curso ha supuesto una revelación de que por fin puedo entender mis emociones y que estas “nuevas conocidas” me van a ayudar a crecer y a proyectar este conocimiento en mi vida.
    Me siento confiada en que esta experiencia me va a acompañar siempre.
    Una vez más

    Muchas Gracias Sylvie

  • Te agradezco, Sylvie, que después de 38 años en esta vida con este curso de las emociones y tu exquisita ayuda, me hayas abierto las fronteras de mi conocimiento interior, ahora entiendo la famosa frase de los griegos “conocete a ti mismo”.
    Con tu creatividad y cercanía me siento esperanzada en este mundo.
    Es un curso indispensable para todo aquel que quiera adentrarse en si mismo.
    Gracias por tu ayuda.
    Arantxa

  • Este taller sobre las emociones me ha permitido vivenciar lo necesarias que son en nuestras vidas, y que no debemos oponer resistencia, sino colaborar con ellas para encontrar nuestro equilibrio.
    Ha sido un gusto compartir experiencias con todos los participantes y naturalmente con nuestra queridísima Sylvie.
    Considero este curso más que necesario, yo diría imprescindible.
    Con cariño para todos, Teresa

  • De una manera sencilla, pero muy eficaz, este curso abrió una ventana que me permite apreciar las emociones que nos acompañan día a día desde una perspectiva completamente nueva.
    Aprendí conceptos que llevan a relacionarme de una manera diferente y muy enriquecedora con las emociones, experimentando nuevas formas de gestionarlas.
    Considero que es un curso fundamental en el desarrollo personal.
    Muchas gracias Sylvie por este curso maravilloso!

  • Participé en el curso “Emociones: un lenguaje”, todo un mundo por descubrir…o por redescubrir, que me ha enseñado a interpretar las cosas de otra manera y me ha abierto una ventanita que espero abrir del todo. Encantada de haber participado en el curso.

Deja tu comentario

XHTML: puedes usar las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Testimonios de clientes

  • ~ Mercedes Rodríguez

    Sin imagen"He recibido el curso de "Las emociones: Un lenguaje" y quiero compartir mi experiencia. Me dedico a la educación desde hace muchos, muchos años, he asistido a varios cursos interesantes sobre educación emocional, inteligencia emocional,… que creía, hasta ahora, novedosos, pero éste ha sido, además, revolucionario. No es un curso duro sino tranquilizador y amable. Animo a todo el mundo a que lo haga. Gracias, Sylvie, por ponérmelo en el camino.

  • Lea más testimonios »