“Travesía hacia ti mismo”

¡Bienvenidos a la presentación de mi trabajo!

La finalidad de esta “Travesía” es acompañarte hasta descubrir una versión de ti mismo más grande que la que te permite el ego, entendiendo por ego toda la información que has ido acumulando desde tu concepción hasta tu pubertad y que condiciona la visión que tienes de ti  y del mundo que te rodea.

Esta información almacenada en la mente actúa como un “programa” y da lugar a creencias, emociones y patrones de conducta, entre los que nos movemos como si fuera nuestra verdadera identidad cuando en realidad es el fruto de una distorsión de la realidad. Más allá de esta información sesgada y restringida con la que nos identificamos se expande un campo donde uno existe en una versión desprogramada y por tanto maleable, libre, creativa y con infinitas posibilidades.

Vivimos atrapados en este programa que sólo nos permite acceder a una franja de conciencia limitada y repetitiva. Este aprisionamiento llega a ser doloroso y el dolor engendra ira y malestar. La respuesta más usual es la de responsabilizar por ello a los demás, al entorno, al sistema… Sin embargo, a mi entender, la única respuesta eficaz reside en plantearse lo que vemos y por qué lo vemos así. En otras palabras, aceptar la responsabilidad de lo que nos ocurre y así recobrar nuestra autonomía, nuestro poder de elección y el bienestar que es nuestro estado natural.

¿Cómo y por qué nos hemos dejado condicionar? La respuesta puede parecer sorprendente… ¡por necesidad de amor!

Desde nuestra concepción empezamos a aprender quiénes somos y el medio al que venimos a vivir, este mundo. Vamos a aprender de personas que, a su vez y por su propia programación, tienen una visión sesgada y vamos a aceptar sus enseñanzas porque necesitamos su reconocimiento y su amor.

Un ejemplo.- si alguien a quien un niño ama lo califica de torpe las suficientes veces, este niño terminará actuando como un ser torpe. Lo cual no significa que lo sea por naturaleza. Sólo ha aprendido que lo es y la huella emocional ha sido lo suficientemente fuerte como para crear esa realidad. Otra posible respuesta sería rebelarse contra este mandato: el niño decide no ser torpe, pero para ir en contra del mandato (y su garra emocional) tiene que gastar una gran cantidad de energía. El caso es que ambas respuestas son dañinas para el niño y para el adulto que llegará a ser.

Esta programación nunca va a ser revisada de manera espontánea y desde el inconsciente funcionará en automático condicionando todas las áreas y actividades de la vida.

Tomar conciencia de esta programación y vaciarla de su contenido emocional nos permite liberarnos de la carga que llevamos años arrastrando y “resetear” nuestro ordenador personal en función de nuestros anhelos personales y profundos.

Con el perdón y la compasión, hacia nosotros mismos y hacia los demás, llegamos al portal de una vida diferente. Se inicia una nueva aventura: vivir desde uno mismo, con autonomía y bienestar, consciente de la propia belleza y de la de los demás, consciente de ser capaz de amar y digno de ser amado.

Esta transformación tendrá además un impacto positivo en el entorno (pareja, hijos, padres, familia en general, trabajo…). Sin olvidar que transformarse individualmente también tiene una vertiente social. El mundo actual es un reflejo de lo que vivimos en nuestro interior: estructuras rígidas que no están al servicio de la vida sino de unos intereses limitados. Cuantos más cambiemos nuestra estructura más cambiará la estructura de este mundo.

Si crees que mi trabajo puede ayudarte, ponte en contacto conmigo. Trabajaremos a tu ritmo, en el marco de una estructura preestablecida, y a medida que avances también irás adquiriendo unos conocimientos y una metodología que te permitirán desenvolverte una vez finalizada la travesía. El trabajo tiene una duración aproximada de 3 meses a razón de un encuentro semanal de una hora.

Más información en el apartado Consultas

26 Commentarios to ““Travesía hacia ti mismo””

  • Para mi este proceso, que he tenido la suerte de realizar con Sylvie, ha supuesto un antes y un después en mi vida. He podido identificar cómo era mi forma de actuar y entender por qué. Así me siento ahora mucho más fuerte, más libre y mucho más consciente de cómo funcionan las cosas conmigo misma y con los demás. Es muy interesante como Sylvie te ayuda a abrir los ojos de una forma tan creativa como eficaz. Ha sido realmente una transformación que no había podido imaginar antes. Muchas gracias por ayudarme a iniciar este camino,…que ya no se puede dejar.

  • Creo que no tengo palabras para expresar el cambio maravilloso que ha significado para mí y para los que me rodean el trabajo realizado con Sylvie. Ella me ha ayudado a abrir una puerta hacia adentro, hacia mi interior. Animo a todas y todos a realizar este trabajo apasionante que nos lleva a amarnos y aceptarnos, y que saca lo mejor de nosotros.

  • Recomiendo hacer esta maravillosa travesía en la que realmente cruzas “al otro lado”, experimentas una transformación y te conectas con el verdadero Ser.
    Sylvie, es una terapeuta excepcional, que acompaña de forma respetuosa y amorosamente a lo largo de todo el proceso, atendiendo en todo momento los posibles bloqueos e inquietudes y dando valiosas herramientas.
    Agradezco de todo corazón la generosa entrega de Sylvie y el gran regalo que me ha dejado a mí, y por ende a los míos, para toda la vida.

  • Seamos conscientes o no, más veces lo segundo que lo primero, a veces necesitamos encallar el barco para despertar.

    Cuando el barco navega demasiado tiempo sin rumbo, cuando su piloto ha perdido las cartas, la brújula, el sextante…, el impacto contra las rocas puede llegar a ser su salvación.

    Es difícil discernir quién atrajo a quien, pero sin duda ocurrió porque tenía que ocurrir y yo tuve la inmensa suerte de que un día mi barco encallara cerca de aquél faro. Gracias a ese encuentro todo se reconstruyó. No mucho tiempo después el viento agitando con fuerza las velas, una sonrisa hasta en la última cuaderna y otra vez a navegar. El mismo barco, el mismo marino, el mismo mar, pero todo distinto. Marino, barco y mar sintiéndose uno. Comprensión de la larga travesía que le trajo hasta aquí, confianza, luz y tranquilidad para la que ahora afronta. ¡Conciencia recuperada!.

    Sylvie es faro, es luz de noche y de día. Yo me encontré con ese faro y desde entonces ha sido guía y maestro en esta apasionante travesía de la Vida, que ella ayuda a gestionar, con su gran sabiduría y sorprendente visión, de manera intensa y sencilla a la vez, además de invitarnos a hacerlo, como en aquella maravillosa película de “Las alas de la vida”…, siempre “con una sonrisa”.

  • Comentaros mi caso, la historia es larga como todas las que suelen ser entretenidas, aunque esta vez para no marear a nadie, comentar que travesia hacia ti mismo y el trabajo con Sylvie FUNCIONA, la prueba de ello, mi participacion en la ultima peli de paulo coelho,El peregrino.
    es curioso como la vida se despliega en la direccion en la que uno se siente mas identificado .
    espero que aquellos que estais en la indecision de realizar el trabajo os animeis, no hay nada que perder y mucho que ganar

  • Quiero desde aquí darte las gracias Sylvie por tantas cosas!!. Es mucho lo que ha cambiado en mi vida gracias a ti. Gracias por que he aprendido a respetarme, a quererme, a vivir, a ser justa, a aceptarme y aceptar, a perdonar, a acercarme a mi vida espiritual, a tener fortaleza, a confiar en las personas, a confiar en la vida, a confiar en el Espíritu.
    Gracias por tu impecabilidad, por tu claridad, por tu alegría, por ser firme si hace falta, por ser tan dulce cuando lo he necesitado, por acompañarme una parte del camino y reparar mi alma rota, mi corazón desecho, mi vida en un torbellino de confusión. Gracias por mostrarme un camino, acompañarme un trecho y dejarme la libertad a mi alcance.
    Gracias por tus magistrales clases de yoga, gracias por tener la fortaleza de cambiar tu manera de compartir tu sabiduría y enseñarnos desde otro sitio. Gracias por haber diseñado esta maravillosa travesía hacia uno mismo. Gracias por tu nueva etapa.
    Carmen

  • Después de unos meses, en los que he dejado fluir, florecer y tomar conciencia de todas las emociones, sentimientos… que se despertaron en mí, tras concluir la travesía hacia ti mismo, puedo escribir.
    Ante todo dar las gracias a Silvie, por ponerte en mi camino y acompañarme de la manera que lo has hecho, gracias porque ahora me enfrento al reto de la maternidad, en este momento mi proyecto mas importante, desde otra posición mucho mas fiel a mi misma y con las cosas mucho mas claras, me siento fuerte.
    Gracias Silvie.

    Sin duda un regalo para toda la vida.

  • Vamos por la vida sin saber nada de nosotros mismos.
    Vamos por la vida sin saber nada de nuestros padres.
    ¿Porqué vivimos con tanto desconocimiento?.
    Después de realizar esta TRAVESÍA tengo el convencimiento de que tendría que ser “obligatorio” para todos, el hacerla en algún momento de la vida. Igual que es “obligatorio” ir al colegio, o trabajar….esto debería ser algo que todos tendríamos que hacer.
    El llegar a comprender porque actuamos como actuamos, y el fruto que tiene después este conocimiento es tan fascinante y tan valioso, que no dejo de agradecer el haber tenido el privilegio de realizarlo.
    Gracias, Sylvie, por proporcionarnos esta Travesía cuyos pasos son tan interesantes, tan delicados y, algunos especialmente tan bonitos.
    ¡¡Como me alegro de haberlo hecho!!.
    Un beso con todo mi cariño.
    Beatriz.

  • Sylvie me ha enseñado una forma de ver el mundo que no conocía, ella me ha dado las gafas que me han permitido ver más allá de lo que hasta entonces creía que era mi vida, que era el mundo. Ahora no solo me conozco mejor a mí misma, como persona, como ser humano, sino que entiendo mejor a todas las personas que me rodean, entiendo mejor el mundo en el que vivo. La encontré a ella, y con ella encontré lo que es la paz. Sin duda no pasó por casualidad, y después de mucho buscando algo que ni siquiera yo sabía lo que era, conocí de su existencia y de su trabajo y decidí probar suerte. Sin saber si sería lo que necesitaba o no, me embarque en un viaje que no tenía vuelta atrás, y según avanzaba el proceso, todo me apasionaba más. Ahora sé que lo que estaba buscando era precisamente eso, alguien que me diera las herramientas y me ayudara a entender que era lo que pasaba dentro de mí y que no entendía. Para mí ha sido mucho más de lo que estaba buscando, porque ella me ha entregado la clave de la vida, la llave de la felicidad.

  • me interesa vivo en mexico

  • Aunque considero no haber terminado aún del todo esta “travesía” (¿y cuando se termina?), no puedo menos que agradecer el inmenso regalo que significa este trabajo con Sylvie.

    Somos el Ser, pero vivimos cegados como autómatas y condicionados desde bien pequeños por programaciones, emociones y sentimientos de los que no somos conscientes y que nos controlan.

    Este curso es una oportunidad inmejorable para recordar la importancia de la sencillez y de la conciencia (quien alguna vez haya oído ya hablar de ellas) o, en otro caso, para acceder a este conocimiento elemental y maravilloso. También de obtener conocimientos y herramientas para soslayar o superar las trampas que a cada momento nos tendemos.

    Trabajar con Sylvie nos abre cada día los ojos a la claridad.

    Gracias de todo corazón por la oportunidad, Sylvie.

  • He realizado la travesía… Y ha sido un viaje increíble, maravilloso… Cálido y tierno… a pesar del reto que supone enfrentarse a los miedos de uno mismo, a lo desconocido…

    Un viaje hacia nuestro niño interior y sus vivencias, que son las que condicionan nuestro presente y, por ende, nuestro futuro…

    Realizar esta travesía ha significado la comprensión de mí mismo, de mi entorno, de lo que me rodea y el por qué interaccionamos con él de la manera que lo hacemos…

    Ha sido maravilloso redescubrir mi SER, desterrando al EGO… Y de repente la concepción del mundo, de la vida y de mí mismo ha cambiado por completo… desterrando límites, miedos y prejuicios…

    He leído los comentarios anteriores, de otras personas que también ha realizado este “viaje”, y no puedo sino suscribir todos y cada uno de ellos…

    Todo pasa cuando tiene que pasar… y tenía que ser ahora cuando Sylvie apareció en mi vida… De todo corazón, un inmenso GRACIAS!!!! Gracias por esta experiencia, por este regalo para toda la vida… que no volverá a ser la misma…

    Un beso y un abrazo, con todo mi cariño.
    Luis

  • Sylvie, ha sido y será una travesía emocionante.
    Comprender tantas cosas , admitirlas, afrontarlas.
    Puertas cerradas desde hace más de 30 años se abrieron y me recibieron. Todo estaba allí esperándome.
    Como te comenté, la travesía ha sido fundamental para mí.
    Tengo que agradecerte todo esto,las enseñanzas, y aparte tu amabilidad y cercanía.
    Espero conservar el compromiso conmigo misma, me lo merezco, nos lo merecemos.
    Te dejo también una frase de una canción que te gustó cuando la dije : “Sólo un tonto se pone a correr cuando la lluvia le besa los pies”.
    No corramos, agradezcamos esa lluvia.
    Abrazo.
    Isa.

    Nota: La letra completa de la canción

    Ah, cuanto tiempo perdido en pensar
    que la vida se puede explicar
    Con veneno intenté curación
    ¿por qué confié en mi razón?

    Ya en un mar de palabras me ahogué
    y fue en vano quererlas creer
    Pero al fin el castillo cayó
    y adentro sólo estoy yo

    Vos ya sabías que todo es parcial
    que no hay mapa que enseñe a viajar
    que es el alma quien debe cantar
    Que sólo un tonto se pone a correr
    cuando la lluvia le besa los pies

    Sirve el tiempo su mismo licor
    que cada año acelera el temor
    que en mi copa se amargue el sabor
    si no oigo a mi corazón

  • Nunca pensé en que el poder que tenemos en nuestro interior fuera tan poderoso. Cómo cambiando la manera de enfocar la vida cambia todo, nosotros, los que nos rodean y nuestro entorno. Es realmente milagroso, y quizás lo es por su sencillez.
    Al hablar con Sylvie la primera vez vi claro que realizar la travesía era lo que necesitaba para superar mis crisis personales. Y poco a poco, a medida que uno avanza por el camino, las cosas van tomando sentido, nos vamos conociendo y nuestra vida se hace más armoniosa. Una vez acabada la travesía, el camino sigue, pero estamos transformados en seres más libres y más felices, más vivos.
    Sigo siendo yo, pero ahora con carnet de conducir por la vida. Recomiendo sinceramente esta aventura, guiada por Sylvie, a todo aquel que quiera mejorar, aprender, vivir sin miedos, ser…

  • He realizado la “Travesía hacia ti mismo” con Sylvie y ha sido un regalo ¡maravilloso!
    Es difícil de explicar por todas las sensaciones y emociones que he pasado, pero aunque ha sido un proceso muy duro, estoy encantada por haberme encontrado, a mi SER, y poder disfrutar de una vida mucho más placentera y libre.
    Veo muchas cosas que antes no veía y me doy cuenta que desde que nacemos somos como “títeres” que nos mueven a su antojo y que, gracias al trabajo con Sylvie, he podido desatar esos hilos y ahora soy yo, el SER. Me siento libre, feliz, serena, tranquila, bella, intuitiva…..Creo que TODO el mundo debería hacer este trabajo, porque es un antes y un después……¡Cuanta paz tengo! ¡Gracias Sylvie! ¡¡¡Ya soy el SER!!!!
    Ahora mi meta es aprender a estar conectada con mi centro, y a veces poder salir de él para poderme trabajar.
    Mucha suerte a todos los que estéis haciendo esta Travesía y para los que no la estéis haciendo… ¿A qué esperáis? ¡Es una bendición! ¡Ni os lo penséis!

    Con muchísimo cariño, Silvia x

  • Es un trabajo muy útil, y cuyo contenido responde al título “travesía hacia ti mismo.
    En el camino, que son mas o menos entre 12 a 20 horas distribuidas según seas mas o menos aplicado y como quieras trabajar, te vas conociendo a ti mismo emocionalmente.

    Es el trabajo que recomiendo a todas las personas que quiero, tanto de mi familia como fuera de ella.

    Cuando lo has hecho, ves con facilidad los errores que cometes que te hacen infeliz y tienes las herramientas para evitarlos. Porque conoces lo que te induce a los errores.

    También te resulta fácil ver esos mismos errores en los que te rodean y por eso te gustaría que, las personas a las que mas quieres, tengan también herramientas para evitar sufrimientos inútiles.

    Una amiga muy querida a la que no le había dicho que estaba haciendo la travesía, me comentó sin mas: “te veo muy bien, no se lo que te ha pasado pero se te vé contenta y como si te hubieses quitado problemas de encima”.

    Os lo recomiendo, porque es para siempre y la inversión es mínima. Me gusta que tiene principio y fin.

  • Recomiendo hacer la travesía con Sylvie. Si tienes dudas, ve a una primera cita y muy probablemente vuelvas después.
    Permite un conocimiento mucho mas amplio de situaciones que llevan años enquistadas, desde puntos de vista que nunca me había parado a pensar. He tenido experiencias únicas y me ha facilitado herramientas para un mayor conocimiento de mi misma. Es increíble como no somos conscientes de todas aquellas cosas que hacemos o pensamos porque ya nos vienen programadas. Desprogramarme ha sido un experiencia muy enriquecedora
    Muchas gracias por todo

  • La travesía llegó a mí por casualidad, o eso parecía, porque no hay duda de que era el momento indicado. Sentía que yo tenía que vivir “eso”. Y no me equivoqué.

    Después de acabarla siento que todo ha cambiado: la forma en la que veo el mundo, pero también el cómo me ven los demás a mí. Todo tiene mucho más sentido ahora y yo tengo un compromiso conmigo misma para seguir trabajando en este camino que he elegido y que no acaba nunca… y tengo unas poderosas herramientas como gran ayuda para conseguirlo!!

    Te recomiendo que la hagas. Nada será igual después…

  • A todos los que puedan leer esta página les animo a que hagan la travesía. La persona que a mí me la recomendó se ha convertido en un amigo al que nunca se lo agradeceré lo suficiente. Y el trabajo que he hecho con Sylvie ha supuesto un antes y un después en mi vida. En la cima de la travesía que hice con ella descubrí a una persona dispuesta y capaz de emprender su propio camino, un verdadero regalo: yo misma, consciente y ¡a los 40 años! Una vida en la que el miedo ya no me impide avanzar y una vida nueva llena de libertad: un lienzo en blanco que empiezo a pintar con los ojos espontáneos de un niño. deseo que cuando mis hijos tengan edad suficiente para hacer la travesía, ojalá Sylvie pueda ayudarles a hacerla como me ayudó a mí.

  • Cuanto tiempo Sylvie!…y cuanto te echo de menos…tu ya eres consciente que es imposible olvidarse de ti, no hace falta que te lo diga…pasan los días, las semanas, los meses….los años….y siempre estás ahí. Tantas ocasiones en las q anhelo contarte situaciones que estoy viviendo y espero tus palabras…pero es mi camino, tú me revelaste como recorrerlo y me diste las herramientas para hacerlo desde una vida plena y consciente, y ahora me toca a mi recorrerlo. Recorrerlo como yo elijo, como tu me enseñaste a elegir, siendo crítica conmigo misma y luchando contra el ego, eliminando los patrones impuestos en los que estaba tan inmersa que ya representaban mi confort, mi equivocado, aceptado y doloroso confort,….ahora vivo la misma vida, con la misma familia, amigos y circunstancias, rodeada de los mismos factores que antes me provocaban angustia, ira y tristeza, ..y a veces me vuelvo a tropezar con ellos, y unas caigo y otras solo fue el tropezón…pero me levanto, pq sé qué me hizo caer y lo elimino del camino para no volver a repetir la caída…y sigo caminando, pero siempre desde la paz interior, desde la ilusión por andar, por avanzar, por conseguir, por superar los obstáculos…por apoyarme en mi paz interior.

    Y si… te echo mucho de menos……nunca, jamás, me abrí tanto a una persona, ni nadie supo hacerme leer en mi interior…una vez que has compartido esto con alguien, qué difícil es luego romper ….

  • La travesía ha abierto un camino nuevo en mi vida, me ha hecho entender muchas cosas no sólo de mi sino de la vida en general. Supone un cambio que no tiene vuelta atrás porque a partir de aquí ya es posible no ceder al engaño y el enredo de las rutinas mentales, Muchas gracias Sylvie! Ha sido una experiencia maravillosa y el resultado mejor de lo que hubiera podido esperar.

  • Buenas a todos, estoy acabando mi “travesía” con Sylvie y lo cierto es que ha sido un paso fascinante por mi vida. He tenido la oportunidad de conocer y ahora de comprender el tipo de personita que soy y porque soy así. Ha llegado la hora de marcar un rumbo con determinación. Os animo a que iniciéis este emocionante viaje. Gracias Syvie!!

  • Conocí a Sylvie justo en el momento que tenía que conocerla, como suceden todas las cosas que importan en esta vida. Me embarqué con ella en esta Travesía que aún no ha terminado porque la comienzas y de pronto descubres que puedes vivir la vida de una forma mucho más consciente y ligera. Consciente porque te enseña a ver lo que antes no veías ni reconocías, y ligera porque te vas desprendiendo de todas las piedras que has echado a tu mochila, que además de no ser tuyas, te hacen tropezar por el camino, no una sino cientos de veces.
    Así que no puedo más que agradecer este maravilloso encuentro con Sylvie a quien agradezco de corazón que haya sido mi guía en este viaje.

  • El mejor viaje que podemos hacer en nuestra vida es un viaje hacia nosotros y nosotras mismas. Este es el regalo que nos hace Sylvie con la “travesía hacia ti mismo”. Es es el único viaje que nos permite volver a recorrer el mismo camino con otra mirada, nos permite ser espectadores o testigos de nuestro recorrido, con una mirada más consciente, limpia y profunda. Nos ayuda a conocer el “programa” con el que hemos vivido, a romperlo y nos brinda la oportunidad de elegir vivir nuestras vidas con libertad.

    Cuando empecé la travesía, no sabía muy bien lo que buscaba pero algo me empujó a seguir y lo que encontré al final del camino me gustó. Alguien, en un comentario anterior, dijo que sentía que la travesía le había supuesto un antes y un después en su vida, y es cierto que hay cosas, que ya nunca vuelven a ser como antes, ya nunca las sientes como antes y eso hace que tu relación con el mundo y las personas que te rodean cambie. Para mí lo más increíble ha sido la sensación de paz que sientes cuando consigues conectarte con tu centro y consigues descargar la mochila que llevas a tus espaldas. La travesía me ha colocado en el inicio de un camino nuevo que yo he elegido, ahora me toca a mi empezar a caminar por este camino, esto solo es el principio… Gracias Sylvie por traerme hasta aquí!!

  • Hice la travesía hace algunos meses ya. Aún tengo presente, a diario, lo que aprendí durante ese tiempo. Ha habido un antes y un después de ese aprendizaje.
    El mundo a mi alrededor no se ha modificado especialmente, pero yo soy capaz de verlo de otra manera, con otros ojos. Porque me veo a mi misma de un modo distinto, más claro, más real, lo que me permite encargarme de mi y de mi entorno con un sosiego que antes no conseguía encontrar.
    Me encontré con la travesía en un momento crucial. Las cosas no suelen ocurrir por casualidad.

    Gracias Sylvie.

Deja tu comentario

XHTML: puedes usar las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Testimonios de clientes

  • ~ Mercedes Rodríguez

    Sin imagen"He recibido el curso de "Las emociones: Un lenguaje" y quiero compartir mi experiencia. Me dedico a la educación desde hace muchos, muchos años, he asistido a varios cursos interesantes sobre educación emocional, inteligencia emocional,… que creía, hasta ahora, novedosos, pero éste ha sido, además, revolucionario. No es un curso duro sino tranquilizador y amable. Animo a todo el mundo a que lo haga. Gracias, Sylvie, por ponérmelo en el camino.

  • Lea más testimonios »